5.6.09

Soles estacionales

Yazgo sobre un lecho de hierbas contemplando, con mis cinco sentidos, el calor de un sol otoñal que me peina el cabello que enreda el viento y les da un brillo especial a las hojas que llueven sobre mi cuerpo inerme.
Yazgo sobre un lecho de hierbas contemplando, con mis cinco sentidos, el calor de un sol invernal bajo cuyos rayos es posible congelarse de todos modos, aunque no es hostil.
Yazgo sobre un lecho de hierbas contemplando, con mis cinco sentidos, el calor de un sol primaveral que emana aromas de luz y vida como ninguna luz ni ninguna vida son capaces de hacerlo. Un sol que aceita los engranajes de mis huesos y estimula los músculos que el invierno fosilizó, mientras me acaricia los párpados.
Yazgo sobre un lecho de hierbas contemplando, con mis cinco sentidos, el calor de un sol de un verano remoto, en un lugar desconocido. Me entibia hasta el conocimiento, de a ratos me adormece. Y me abraza, como si presintiera mi partida. Me abraza como si fuera suya. Me abrasa, me abrasa tanto que siento que me reseco y me quiebro. Mejor me muevo, mejor me voy. Pero no puedo. Maldito el momento en que olvidé despertar.
Yazgo debajo de un lecho de hierbas...


4 comentarios:

Anónimo dijo...

muerte...todo un tema. Me enloquece pensarla, en mi y en los demás. Lo veo como algo natural, biológico, pero...no me entra en la cabeza que sea ETERNA, es decir que sea el verdadero FIN de "ESTO". Angustiante, no? qué pasa con todo lo que pensamos, sentimos, somos...? fa. BASTA, no voy a poder hacer noni.
Vos sabés que en Las cuatro estaciones de Vivaldi, el concierto "verano", termina representando una tormenta. Escuchalo, encuadra justo con esa relación que hiciste.
josefa...seguí extrayendo cosas que te hacen ser.

cinemaniacobogota dijo...

Natura nos toca sin pensarlo, nos influye y confluye, nos hace pasar y pesar.

Me encantó este poema.

un seguidor de la diosa kali dijo...

hola!!!. Muerte?. Mas que eso, me parece, que son demaciadas ganas de vivir. No se si decirte que no mueras nunca. Y, si no lo digo, es solo por el simple hecho de que una vida eterna puede ser,tambie,la manera de nunca dejar de sufrir...(ojo!!! eso pienso yo). Pero si podria decirte que todo el tiempo que uno vive tiene q aprovecharlo al maximo, para el dia en que olvidemos despertar, lo hagamos sastifecho y con una gran sonrisa...Un poco rara la reflexion, pero es lo que pienso... Un beso y... muy bueno,segui asi.

Persona. dijo...

Desde mi ignorancia por la no-vida puedo desir que, esta, es lo más hermozo que jamas vì. Me duele pensar en dejarla, cada vez que lo hago. Y séa ,tal vez, miedo a lo desconocido, lo que hace querer quedarme.
Pero puedo desir que el sufrir me hace sentir vivo. y estar vivo me hace amar, y por eso vivo.
Hasta un sol, frio, de un invierno le teme al mismo verano.